domingo, 21 de octubre de 2012

TUTORIAL (Pintura) - Veladuras - Efecto de Energía en Espadas


          Bueno, hoy voy a estrenar el primer tutorial del blog.
Muchos siempre están preguntándose: ¿qué es una veladura?

          Antes de nada, no hay que confundir que los vitrificados no son lo mismo que las veladuras, pese a que tienen una base común: diluir en exceso la pintura.

          Para aquellos alejados del concepto de las disoluciones (es decir, que no les gusta la química), una disolución consiste en mezclar con agua un soluto, hasta que forman una mezcla homogénea (por ejemplo, mezclar sal con agua, o algo más rutinario: la leche con cacao).

          En la pintura es lo mismo: se coge un poco de pintura (que es nuestro soluto) y se diluye en agua (que es el disolvente).

          Cuando pintamos, hay que tener en cuenta SIEMPRE la siguiente regla:

No pintar sin diluir.

          En mis inicios (hace muchos años) pintaba sin mezclar con agua: directamente del bote (qué desperdicio pienso ahora). El resultado es parecido a este:


          A la izquierda está sin diluir. A la derecha con la pintura bien diluida. ¿Se nota el cambio, verdad?

          Bueno, pues hay que tener en cuenta esa regla: siempre usar agua, para todo.
          
          Claro, los más novatos dirán: "Es que pudiendo dar una capa, ¿para qué dar tres?"

          Yo respondo: porque así no quedan grumos. Los grumos son las acumulaciones de pintura no diluida. Lo que sale al diluir la leche con cacao (el clásico de toda la vida). En la pintura es parecido. Y claro, si vamos a pintar una espada (como toca esta vez) o un metal, pues sabemos que está pulido, es liso, no rugoso. Por lo tanto, a diluir se ha dicho.

          Y ahora, ¿cómo diluimos la pintura? En primer lugar cogemos una pequeña gota de pintura:


          A continuación añadimos agua y mezclamos


          Ya está. Eso es diluir.

          Pero claro, ahora que hemos diluido la pintura, podemos elegir tres pasos:
  1. Dar varias capas hasta que quede un color uniforme (generalmente pintaremos así, luego se perfila o degrada, al gusto del consumidor).
  2. Vitrificados: Diluir en exceso la pintura (añadir más agua) y aplicarla a una superficie ya pintada.
    Este es el paso básico del vitrificado, y "funde" en cierta forma los colores. Por ejemplo, si tenemos una superficie de color Blanco, sobre la que hemos dado un Pincel Seco Amarillo, al aplicar un Vitrificado de color Rojo, las zonas blancas quedarán Rojas (si es una capa fina, rosadas), y las amarillas de color Naranaja.
  3. Veladuras: Diluir en exceso la pintura, secar la pintura en exceso del pincel, y pintar con el aplicando "velos". Gráficamente sería lo siguiente:


          Tras haber diluido en agua la pintura (véase las pinceladas de la esquina superior izquierda), 


          Secamos el pincel en un papel, y lo empapamos de nuevo en agua.


          A continuación, volvemos a echar dicho agua sobre la pintura, y vemos que queda una capa similar a la de las acuarelas: medio transparente. 



          Secamos el pincel y ya está listo para dar veladuras. 

          Advierto que no se hace a la primera, requiere práctica, pero con tiempo se domina. 

          También es recomendable saber que de vez en cuando tendréis que repetir esos pasos para seguir pintando en velos, pero al final sólo invertiréis quince segundos de vuestro tiempo en repetir el paso (normamente cuando se seca la pintura, si aun hay, con añadir agua es suficiente).

          Creo que con esta breve introducción, podemos proseguir con el tutorial. Ahora vamos a pintar =)

      A continuación voy a mostraros los sucesivos pasos que vamos a seguir en una sola imagen. teóricamente debería quedarnos de la misma forma. Es conveniente elegir colores eléctricos (o chillones) para realizarlo, pues no es lo mismo hacer un degradado marrón que uno verde.

          En mi caso para este ejemplo, he utilizado los siguientes:


          En resumen, cualquier equivalente valdría, pero serían (hablando en terminos de GW):
  • Azul Real
  • Turquesa Halcón Cazador
  • Azul Hielo
  • Gris Lobo Espacial
  • Blanco Cráneo

          Podemos elegir otros colores:
  • Negro Caos
  • Verde Ángeles Oscuros
  • Blanco Cráneo
          O en tonos rojos, si lo preferís:
  • Negro Caos
  • Púrpura Nigromante
  • Rojo Tecnomarine
  • Rojo Sangre
  • Naranja Llamarada (para dar calidez - opcional)
  • Blanco Cráneo
          O metalizados:
  • Negro Caos
  • Gris Piedra
  • Gris Lobo espacial
  • Blanco Cráneo
          O dorados:
  • Negro Caos
  • Marrón Calthan
  • Marrón Cuero
  • Hueso Deslucido
  • Blanco Cráneo
          La cuestión es que deben ser del mismo tipo en el círculo cromático. Si quieres hacer un degradado que pase de azul a rojo, tendrás que pasar sí o sí por el morado.

          Ahora volvamos al tema. Para pintar Una espada, que se puede decir que es el elemento más sencillo para esta técnica (que es perfectamente apta para un Non Metallic Metal), debe seguir un criterio:           Podemos establecer un punto luminoso superior (recomendable si es un NMM) o varios, si emite energía, como es nuestro caso. Para que veáis la diferencia:

 
Foto cogida de internet || Foto del Spanish Team

          En la foto superior, vemos que ha establecido un punto de luz en la punta de la espada, y ha degradado hacia el mango, donde se encuentra la sombra. Otra opción es dar un efecto reflejo, y degradar hacia la luz dos veces. Claro, os recuerdo que en esos casos hablamos de un NMM, y en consecuencia, se tiene que jugar con cuidado, pues estamos obligados a respetar los focos de luz. Si no, no es realista.

          En nuestro caso queremos dar un efecto de energía, y qué mejor ejemplo que poneros que la miniatura en cuestión:


          Vemos que la espada tiene varios degradados hacia la luz. Además no utiliza el color negro en la sombra, por lo que no es un NMM. Finalmente podemos concluir que es un efecto de energía, que es lo que estamos buscando. En la imagen han utilizado azul real subido con blanco, sin más (así a ojo). Nosotros utilizaremos más colores, pues da realismo contraste a la espada, y el aspecto suele mejorar:



          Gráficamente son diez pasos, que nos pueden servir como guía para poder aplicar la luz en la espada. ¿Cuántos pasos son realmente? Pues depende de ti: cuantos más pasos, mejor degradado quedará, pero más tiempo invertirás. A continuación dejo el listado de mezcla ideal (que es el que utilizo yo):

  1. Base en Azul Real
  2. Primera luz con Azul Real (60%) + Turquesa Halcón Cazador (30%)
  3. Segunda Luz con Azul Real (30%) + Turquesa Halcón Cazador (60%)
  4. Turquesa Halcón Cazador
  5. Turquesa Halcón Cazador (60 %) + Azul Hielo (30%)
  6. Turquesa Halcón Cazador (30 %) + Azul Hielo (60%)
  7. Azul Hielo
  8. Azul Hielo (60%) + Gris Lobo Espacial (30%)
  9. Azul Hielo (30%) + Gris Lobo Espacial (60%)
  10. Gris Lobo Espacial
  11. Gris Lobo Espacial (50%) + Blanco Cráneo (50%)
  12. Blanco Cráneo
  13. Es opcional bajar el tono a negros, si queréis un mayor efecto.

          Uff, vaya lista. Puede parecer una tortura, pero merece la pena. Ahora os voy a dejar con las fotos de la espada que pinté yo. Ojo, podéis hacerlo a la primera bien, o hacer el degradado "aproximado", y luego emplear las veladuras correspondientes para mejorar el fundido, que es lo que hice yo:


          En primer lugar apliqué una capa de imprimación en Gris Codex. ¿Por qué no negro? ¿por qué no blanco? Es sencillo: el negro es costoso de cubrir, y además apaga el tono. Posiblemente nos pueda venir bien en este tipo de tareas, pero mi objetivo no era hacer un degradado Negro-Azul-Blanco, sino sólo Azul-Blanco, por lo que no me merecía la pena. Pero, si lo deseáis, podéis dar la base en negro, e invertir algo más de tiempo en subir a los azules, o el color que prefiráis.


          Para empezar, aplicamos los velos en el sentido de las flechas verdes. Cuando aplicamos veladuras, se queda una pequeña película ultrafina de pintura, en la que el comienzo de la pincelada es más fina, y el final contiene la mayor concentración. Es decir, que debemos hacerlo o todo en una misma dirección, o llevar esa gota al punto de luz que deseemos. En nuestro caso, debemos aplicar sucesivos velos siempre en la dirección de las flechas.


          No os asustéis al principio. Es difícil ver el cambio de tonalidad, pues estamos mezclando la pintura, pero poco a poco veremos cómo cambia la iluminación.


          Aquí ya notamos dónde irán las sombras y dónde irán las luces. Pero, claro, necesita más contraste.


          Odio que me pase, pero era necesario. Las veladuras no siempre salen como deseamos. En este caso, pues me pasé un poquito, y la luz se me hizo más grande de la cuenta. ¿Problema? No, todo lo contrario, pues luego podremos definir y fundir mejor las luces. Lo que nunca hay que hacer es cubrir toda la sombra, porque si no estamos tirando todo el trabajo a la basura.


          Aquí ya distinguimos como mínimo tres tonalidades: sombra, base y luz. Se nota la transición, algo que luego se debe corregir con la misma técnica.


          Aquí vemos que el fundido está en mejor condición. En mi caso, lo hice hacia las luces, pero también se puede hacer a las sombras, dando más vida al color (sería aplicar velos de la zona de la luz hacia en punto medio de las sombras, ganando tono.


          Aquí llegamos a los tonos finales, donde empezamos a dar con el gris lobo espacial. 


          Y en esta última, pues empleamos el blanco, para luces finales. Sin embargo, en mi caso, me arrepentí, pues vi que el azul no llamaba nada la atención (en sí, la armadura es azul, y azul + azul, un poco tontería... - si hubiera usado turquesa y blanco, sería otra cosa). La cuestión es que después de arrepentirme, cogí el Verde Ángeles Oscuros, y repetí la tarea, subiendo sólo con blanco, obteniendo el siguiente resultado:


         Aún me falta dar alguna veladura más, y bajar un poco con negro, pero sin lugar a dudas, el resultado quedó llamativo, como yo quería.

         Ahora os toca a vosotros: coged los colores que queráis, y a practicar con las veladuras. Veréis como en poco tiempo les cogéis gusto, y vuestras miniaturas mejorarán mucho ;)

         Por último, sólo decir que NUNCA olvidéis lo siguiente:
  • Para hacer veladuras, hay que diluir en exceso en agua, secar el pincel, y volver a diluir. Repetimos el proceso de secado y podemos aplicar los velos.
  • Cuando apliquemos un velo, siempre en una misma dirección y en un solo sentido.
  • Es útil para hacer degradados, fundidos o dar tonalidad.
Y eso es todo. Espero que os haya gustado y que os ayude en vuestra técnica. 

¡Saludos, y hasta la siguiente!

Epsilon.

2 comentarios:

  1. Joer, vaya pasada de entrada!!´Quería aplicar esta técnica a las espadas de energía de mis marines pero no sabía como hacerlo, así que mil gracias por este tutorial!!!

    ResponderEliminar
  2. De nada =)

    En breves le actualizaré, con la explicación para martillos y para hachas ;)

    ResponderEliminar