viernes, 20 de agosto de 2010

Demonios del Caos

Bueno, es hora de actualizar otra vez el blog, y de una manera un tanto especial. Voy a presentaros las nuevas miniaturas de demonios del Caos, no sin antes mostraros las historias de algunos de estos "amigos" que nos podemos encontrar en el campo de batalla.
A su vez, voy a mostraros tácticas que se pueden emplear con y contra estos bichitos disformes. Esto lo podéis mirar también en la propia página web de Games Workshop, no lo olvidéis ;)

SAGAS DE DEMONIOS DEL CAOS


Para aquellos que no tengan mucha idea de lo que es un Demonio del Caos, pues en pocas palabras, es aquel paladín que ha llamado la atención de los famosos Dioses Oscuros, que a través de una serie de regalos demoniacos le han concedido una fuerza, resistencia, mutaciones o algún poder sobrenatural (¡o todo a la vez!) llegando a concederle, incluso, la inmortalidad. ¿Pero eso le ocurre a cualquiera? Podemos suponer que no. Si la mente del elegido para ese puesto como Príncipe Demonio no lo resiste, estos "regalos" pueden llegar a descontrolarse, y convertirlo en un repugnante engendro del Caos...

Bueno, creo que ahora toca hablar algunos de los Príncipes Demonio más conocidos en el universo de Warhammer 4o,ooo. Por ahora expondré un par de ellos, y ya si eso iré actualizando con más.
Empezaremos con un demonio putrefacto... bueno, más claro, un heraldo de Nurgle jeje, conocido como Ignatius Grulgor, de la Guardia de la Muerte:

IGNATIUS GRULGOR


La historia, que hasta podríamos considerar leyenda (ya que se conoce muy poco), de Ignatius Grulgor puede resumirse en que era un elegido de Mortarion, pero gracias a uno de los usuarios - agkenobi - del foro Mente Enjambre, vamos a añadir parte del pasado de este personaje, así que copió lo que nos ofreció, y cómo no, para hablar de este personaje debemos retroceder al milenio 31, concretamente a la Herejía de Horus.

Istvaan III iba a ser la prueba de fuego para los Mrines Espaciales que se habían unido a Horus en su nueva cruzada por destronar al Emperador y sustituirlo por el propio Señor de la Guerra. Varias legiones se unieron a Horus para este cometido, los hijos del Emperador, Los Devoradores de Mundos, la propia legión del Señor de la Guerra y la Guardia de la Muerte.

El objetivo en Istvaan III no era aplacar una insurrección allí levantada si no que Horus iba a usar el conflicto para librarse de todos aquellos astartes que sabía no le seguirían en su nuevo destino. El plan de Horus consistía en acabar con la insurrección, y una vez logrado, bombardear con bombas víricas a los marines leales desplegados en el planeta, para ello, tenía que usar toda la flota a su disposición, entre ellas, la Einsenstein. Allí, destacado, estaba Ignatius Grulgor.

Ignatius tenía órdenes secretas de su primer capitán Tiphón. Vigilar al capitán Nathaniel Garro, actualmente al mando de la fragata tras sufrir graves heridas en el primer asalto a la Ciudad Coral, objetivo primario en Istvaan III. Grulgor, encargado de asegurarse de que el bombardeo se llevase a cabo, se ocupó en persona de dar las órdenes precisas de colocar las bombas víricas en los cañones de la fragata. Él y unos hombres de confianza no se fijaron en que un humano natural de Terra, que estaba al servicio de Garro y estaba mal visto por Grulgor y los suyos por considerarle indigno de estar entre ellos aun siendo un sirviente, les vio preparar las cabezas de guerra. Rápidamente, el hombre avisó a Garro que se dirigió a la bahía de artillería para detener a Grulgor. Nada más llegar se produjo un enfrentamiento entre Ignatius, que odiaba profundamente al capitán, y Garro. Debido a sus heridas, no del todo curadas, Nathaniel casi sucumbe ante Grulgor de no ser por su sirviente, que metiéndose en medio, recibió el impacto del puñal del traidor y cayó herido de muerte al suelo. Aprovechando la pequeña distracción que su sirviente, que para Garro era más un amigo que un siervo, Garro recogió su cuerpo y salió de la bahía de artillería en el momento en que unas cuantas cabezas de guerra caían al suelo rompiéndose sus sellos de seguridad y esparciendo el virus a causa de los combates librados entre los hombres de Garro y los de Grulgor.
Aunque el capitán logró salir a tiempo, Grulgor y sus hombres no lo lograron, quedando a merced del virus. Pero no murieron, al menos, no del todo.
Cuando la Einsenstein logró saltar a la disformidad grávemente dañada con intención de avisar a Terra de las intenciones de Horus, el campo disforme que rodea toda nave y que permite que esta navegue por el Empíreo sin verse afectada por el inmaterium, empezó a fallar. Debido a ello, las almas de los guerreros de Grulgor y el propio Ignatius entraron en la nave y usaron sus cuerpos para atacar a la tripulación de Nathaniel Garro.
Durante el tiempo que pasaron muertos, Grulgor y sus hombres fueron testigos del pacto que su primarca Mortarion había realizado con Nurgle y vieron en ese pacto la salvación y consagraron sus almas al Señor de la Descomposición.

La batalla en la Einsenstein fué brutal. Las descargas de los hombres de Garro no eran suficientes para parar a los marines de plaga ni el cuerpo hinchado y deforme de Grulgor. El propio Ignatius resucitado fue a por Garro y le habría matado de no haber ordenado el capitán un corte de emergencia que les sacó de la disformidad y provocó que Grulgor y los suyos desaparecieran en el Inmaterium, pues aún no podían hacerse físicos en el mundo real. Con un aullido de odio, rabia y venganza, Ignatius Grulgor se sumió en el Empíreo.
La Einsenstein estaba herida de muerte y no podía llegar a Terra. Garro y los suyos quedaron varados en mitad del espacio profundo. Con muchos heridas, entre ellos, un Guardia de la Muerte que sufrió una herida de las garras ponzoñosas de Grulgor que le hizo caer enfermo y con terribles dolores.

Pasó el tiempo, y es ahora cuando Ignatius volverá a destacar en una de sus mayores campañas: Medusa IV.

El Ordo Malleus se centró en este infame demonio tras la destrucción de Medusa IV. Hubo millares de muertes, siendo Ignatius y su ejército de Marines del Caos los que vencieron en muchas de estas batallas, como es la del saqueo del Monasterio de Madrigales, situado en los montes del pico Onfalos, el cual era no sólo uno de los mejores centros de comunicación del Imperio del hombre, sino el hogar de miles de personas.
Ignatius realizó un impresionante ataque quirúrgico, que fue respondido con la increíble defensa del monasterio. Sin embargo, los esfuerzos imperiales fueron en vano, ya que no pudieron resistir la ira de los Marines del Caos. Tras un fuerte asalto, los traidores consiguieron entrar en el monasterio, donde las esperanzas eran prácticamente nulas: la increíble habilidad de los Marines de la Plaga y la ferocidad de toda la armada del Caos hizo que el ejército imperial cayera en menos de una hora...

Sin embargo, no todo estaba perdido. Ahora la esperanza estaba en manos del Ordo Hereticus, concretamente del Adeptus Sororitas, las Hermanas de Batalla. Casi seguro que no habría supervivientes, por lo que el objetivo ahora era purificar con llamas celestiales el monasterio y recuperar los datos almacenados en él, para evitar que cayeran en manos de los traidores.
Una misión que duró todo un día, con dos malas noticias: el coro astropático, encagado de enviar las comunicaciones, había sido masacrado, junto con la desaparición del banco de datos, provocando el fracaso de la misión. Durante aquel día murieron muchas hermanas de batalla, y sólo cabía la posibilidad de perseguir a Ignatius y a su ejército. Esta misión quedaba en manos de la canonesa Magda Comptress, pero el único rastro que encontraron de los traidores era una brecha de pus...

Bueno, y hasta ahí podemos hablar de Ignatius Grulgor. Demos paso a Medusa V, un planeta que sufrió un ataque de las tropas del Caos, tras haber provocado una ... ¿y por qué lo digo ahora? Mejor está en la historia ;)...:

MEDUSA V



Antes de nada, tengo que decir que en mi opinión, no podemos considerar "La Caída de Medusa V" como una incursión demoniaca, pero, en realidad, hubo una pequeña incursión de este tipo, asi que la expongo de todos modos:
El Gobernador Soloman, tras ver los levantamientos de la población, pidió ayuda al almirante del sector, quien lo presentó ante la Inquisición, que inmediatamente se dispusieron a investigar los acontecimientos del planeta. Tras su llegada, los agentes inquisitoriales se encontraron con que en la Colmena Euriales (la capital de Medusa V) acababa de estallar un guerra civil: tanto los Adeptus Arbitres como la guardia personal del propio gobernador estaban rechazando los continuos ataques rebeldes, quienes se habían declarado seguidores de los Dioses Oscuros, desafiando así al Imperio, y desesperando a los civiles leales a éste. Inmediatamente, la Inquisición solicitó el auxilio de los Adeptus Astartes.
Esa señal de auxilio recayó en el legendario capitán de la segunda compañía de los Ultramarines: el capitán Cato Sicarius. Multitud de otros capítulos de Marines Espaciales también ofrecieron su ayuda, que sumada al gran contingente de Guardias Imperiales del Gran Mariscal Conde Harazahn, de los famosos Primeros Nacidos Vostroyanos, provocó la formación de un poderoso frente imperial.
Con cada día que pasaba, la tormenta disforme del Acelerador se iba acercando más a Medusa. Tanto las tropas del Caos, ya fueran demonios o traidores, se volvían más poderosas y atrevidas, al igual que muchas razas de Xenos. Medusa V es un importante mundo para el Imperio y, aunque estén a punto de perderlo, continuan luchando por mantenerlo el mayor tiempo posible.
Tiempo después, declararon el mundo en la categoría de "Muerto".

Ahora toca el turno de otro personaje:
Kor Megron, el asesino de Rhodax.
KOR MEGRON



Los Portadores de la Palabra fueron unos de los primeros que revelaron contra el Emperador y su palabra, pasando a formar parte de los seguidores de Horus y su promesa de conseguir tener todo el poder de la galaxia en su mano. Las blasfemias y sacrilegios de este capítulo traidor se oyeron por todos los rincones del Imperio del hombre, pero entre ellos podemos destacar el de uno: Kor Megron.

Tras tres meses de encarnizada lucha contra las tropas imperiales leales al Emperador en la en el mundo-catedral de Rhodax. Kor Megron destacaba en todas las habilidades de combate: primero luchó con su bólter, hasta agotar toda su munición. A continuación activó su arma de energía, una espada antigua, con la que acabó con incontables vidas, hasta que esta quebró al acabar con un ogrete con un golpe letal (ya que las células de energía que alimentaban la espada se habían agotado). Y sin dudarlo, continuó combatiendo con sus puños.

Asaltó las escaleras de la basílica de Petch (un importante santo para el Imperio), acompañado con su unidad. Un contingente de Cadianos intentó rechazarles, pero el grupo de marines del Caos consiguió hacerles retroceder, esperanzados por las bendiciones de los Dioses Oscuros.

El combate era encarnizado, pero Kor Megron se separó de la lucha, derribando una enorme estatua del Santo Petch de aproximadamente 3 pisos de alto, alrededor de la cual apiló los cadáveres de los Guardias Imperiales caídos en combate. El tiempo corría, y hubo un segundo rechace Imperial, esta vez ayudado por la Inquisición. Sin embargo, el mal estaba hecho, y el sacrificio había sido realizado. Kor Megron se subió a la estatua, dando su ofrenda y su devoción a los Dioses del Caos, que le obsequiaron con uno de los mayores regalos que los Cuatro Oscuros conceden: alcanzar la demonicidad.

El espacio-tiempo se desgarró durante una fracción de segundo, liberando una gran energía disforme: Kor Megron era un Príncipe Demonio. Esto llenó no sólo a los guerreros del Caos de vigor y agresividad, sino que, al coger la espada de mármol de la estatua del Santo Petch, esta canalizó la energía de la transformación. Con ella atravesó la basílica, llevando a los suyos a una victoria conmemorada por ellos, y que intenta ser olvidada por el Imperio del hombre.

Ahroa Rhodax es un mundo muerto, un fantasma, una ruina corrupta para la Inquisición... Sólo un silencio victorioso para Kor Megron.


Bueno, pues aquí acaban las historias. Espero que os hayan gustado. Si queréis leerlas por el sitio web de Games Workshop, seguid los enlaces anteriores. Y cómo no, ahora toca un poco de tácticas, como ya hemos hecho otras veces, como con Punta de Lanza =) .

____________________________________________________________________

TÁCTICAS PARA DEMONIOS DEL CAOS


Vamos a enunciar los distintos puntos en los que se caracterizan los Demonios del Caos:
  • Invulnerables: todos los demonios son Guerreros Eternos (no les afecta la muerte instantánea) y tienen una Salvación Invulnerable, algo que es más característico de personajes especiales y comandantes.
  • Asalto Demoniaco: los demonios se caracterizan por poder desplegar la mayoría de sus tropas en cualquier punto del tablero al principio del juego, así que aprovecha bien esta ventaja.
  • Coraje: Nunca fallan los chequeos de moral, no se retiran, aunque en los asaltos esto tiene consecuencias negativas si se pierde...
  • Regalos del Caos: Hay gran variedad de tropas que pueden beneficiarse de ellos, mejorando sus atributos.
  • Legiones Demoniacas: Hay un gran número de tropas disponibles para coleccionar y jugar, y con distintos modos de juego. A continuación mostraremos algunas de ellas.



CUARTEL GENERAL

Guardián de los Secretos


Con una gran iniciativa, es capaz de acabar con algunos de los enemigos más poderosos del rival. A su vez, tiene una gran capacidad de habilidades que le hacen letal en el combate cuerpo a cuerpo.


Devorador de Almas


Una de las mejores criaturas en el cuerpo a cuerpo: letal, fuerte, resistente y con gran capacidad de movimiento, especialmente mortífero al asaltar.


Gran Inmundicia


Resistente y un potente asesino, capaz de herir a todas la unidades con facilidad, muy difícil de matar, gracias a su elevada resistencia, su salvación invulnerable y la regla ¡No hay dolor!; a la vez es ayudado por su Aura de Descomposición, que golpea a las unidades enemigas próximas a él automáticamente.


Señor de la Transformación


Letal contra los vehiculos, este poderoso psíquico con una gran movilidad puede realizar disparos tan potentes como un rifle de fusión. Aunque no es tan poderoso en el combate cuerpo a cuerpo como los otros dioses, es también un enemigo a tener en cuenta.


Keiros Tejedestinos


Su gran movilidad, su alta resistencia y su buena tirada de salvación invulnerable hace que este enemigo sea casi imposible de destruir, y no sólo eso, gracias a su habilidad como Oráculo de la Eternidad también es capaz de hacer repetir las salvaciones de aquellos demonios que las fallen, así que es un buen potenciador de las unidades próximas a él en tu ejército. Y si te parece poco, es capaz de realizar el Rayo de Tzeentch, el Aliento del Caos y la Mirada Demoniaca ¡en el mismo turno! algo letal para cualquier ejército rival.


La Máscara de Slaanesh


Una dura rival, ya que hace que tus unidades se muevan involuntariamente gracias a que es la llamada Dama de la Danza.


Epidemius


Al igual que el Heraldo de Nurgle, es también poseedor del Aura de Descomposición, pero lo que más hace temer de éste personaje, también conocido como El Archivista de Nurgle, es su capacidad de proporcionar mejoras a tu ejército de Nurgle únicamente por contabilizar las bajas que hagas a tu rival... así que no te olvides de contarlas...


Heraldos del Caos


Habiendo hasta cuatro tipos, uno para cada dios del Caos, puedes proporcionar una valiosa y poderosa unidad a tu ejército, ¡por menos puntos que un príncipe demonio!


Despojacráneos


El Campeón de Khorne, una de las criaturas más eficaces en cuerpo a cuerpo. Procura acabar con él antes de que te cargue, ya que es capaz de inflingir ataques acerados con resultados de 4+, los cuales provocan Muerte Instantánea a quien reciba dichos ataques: una criatura diseñada para acabar con los mejores del ejército rival.



ÉLITE

Diablos de Slaanesh

Una buena equipación les hace aún más letales en los asaltos de lo que son, ya que son Bestias a efectos del juego. Procura desplegarlos en tu segunda oleada, gracias a su capacidad de movimiento pueden asaltar prácticamente al momento.

Incineradores de Tzeentch

Unidades retropopulsadas, eficaces en el disparo. No las subestimes...

Aplastadores de Khorne

Una unidad pura para el asalto. Procura que tengan una buena cobertura...

Bestias de Nurgle

Aparentemente fuertes, es la Resistencia su punto más fuerte, algo que en combinación con otras unidades, como los ya explicados Incineradores, les puede hacer imparables.


LÍNEA

Desangradores de Khorne

Su gran habilidad para manejar las armas, su eficaz Arma Infernal (anula las salvaciones por armadura) y la regla Asalto Rabioso les hace una unidad muy poderosa en los combates cuerpo a cuerpo.

Diablillas de Slaanesh

Característica su alta Iniciativa y la regla Veloces, hace que lleguen y ataquen casi siempre primero, liberando una descarga de ataques acerados al rival.

Portadores de la Plaga

Pese a no ser de los más fuertes en este tipo de tropas, son los mejores hablando de Resistencia: gracias a la regla ¡No hay dolor!, hace que sean un buen escudo para las demás unidades de demonios.

Horrores Rosas

Tampoco muy fuertes en cuerpo a cuerpo, pero letales en disparo, son capaces de acabar con facilidad con muchas unidades de infantería. Además, su Salvación Invulnerable es mucho mejor que la de los Desangradores de Khorne o las Diablillas de Slaanesh, lo que les hace aún más resistentes.

El Cambiante

Este demonio se caracteriza no por su eficacia en el cuerpo a cuerpo, no por su habilidad disparando, sino por su capacidad para hacer que las unidades del rival se vuelvan en su contra, disparándose entre sí.

Nurgletes

Pequeñitos... Repugnantes... Llenos de pus y enfermedades... su alto número de ataques y su Salvación Invulnerable les convierte en unos enemigos pesados. No ganan combates sólos, pero pueden trabar a unidades del rival con facilidad, haciendo que pierdan la oportunidad de disparar a objetivos más vulnerables o asaltarlos.


APOYO PESADO

Aplastador de Almas del Caos

Mitad Profanador, mitad Demonio, esta criatura es una de las más poderosas de su tipología. Eficaz en el combate cuerpo a cuerpo debido a su alta Fuerza, pero potente en disparo por el mismo motivo... ¡y porque abarca un área grande si impacta! Procura atacar a las "multitudes" del rival.

Príncipe Demonio del Caos

Puede adaptarse a cualquier situación, por lo que puede equiparse con casi cualquier cosa, ya sea disparando, asaltando, o empleando poderes psíquicos.


ATAQUE RÁPIDO

Rastreadores de Slaanesh

Caracterizados por su alto número de ataques acerados, pueden causar estragos en las mejores unidades del rival.

Mastines de Khorne

Alta Iniciativa, mucha Fuerza, y la regla Asalto Rabioso hace de estas unidades una buena carta en los asaltos.

Furias del Caos

Demonios alados, capaces de realizar un gran número de ataques a la carga, son muy útiles para disputar un objetivo o luchar por él, facilitanto a las Tropas de Línea su ocupación.

Aulladores de Tzeentch


No son buenos en el combate cuerpo a cuerpo, no son resistentes, no son buenos disparando (seamos claros: no disparan nada), tienen una función muy especial y divertida: acabar con los vehículos blindados de tu rival. Su capacidad de movimiento, sumado con un armamento muy letal: un símil a las bombas de fusión, hace que los vehículos sean pequeño obstáculo en su camino al que reducirán a cenizas... (o simplemente lo reducirán hasta desaparecer). Mi recomendación (bueno, y la que daría cualquiera) es que no los enfrentes a unidades de bípodes, ya que, como te he dicho, son unos "mantas" (toma, encima se parecen) en el combate cuerpo a cuerpo, así que o el bípode no te puede responder, o estas perdido - y desesperado.


Karanak, Mastín de la Venganza


El mejor de los mastines de Khorne, que puede acompañar a una unidad, es eficaz en los combates cuerpo a cuerpo. Sus ataques son acerados, y concede a la unidad a la que se una la regla Moverse a través de cobertura, con la cual podrá moverse más rápido, al igual que la unidad en la que esté, al menos mientras esté vivo... un objetivo a tener en cuenta.


Y hasta aquí es el análisis del Códex Demonios del Caos. En la página web de Games Workshop podréis ver todo esto algo más ampliado, si queréis más información, ¡claro!


____________________________________________________________________

A continuación mostraré las tácticas que pueden emplear los Demonios del Caos en las expansiones tanto de Muerte en las Calles como Asalto Planetario (Planet Strike). Pues entonces... ¡VAMOS ALLÁ!


TÁCTICAS PARA LOS DEMONIOS DEL CAOS EN "MUERTE EN LAS CALLES" Y "PLANETSTRIKE"

Bueno, tras el análisis táctico anterior, comprobamos que la función principal de los demonios es destruir, aniquilar, poseer, aniquilar, engañar... ¿He dicho ya aniquilar? Y servir a los Cuatro Dioses Oscuros.

Generalmente aparecen por invocaciones, ya sea por los Marines del Caos o por herejes en el imperio, y su pueden intervenir en luchas de niveles apocalípticos...
Para empezar, analizaremos sus tácticas en la expansión de Warhammer 4o,ooo en "Muerte en las calles".

En las inmensas urbes de este lejano futuro, más conocidas como ciudades-colmena, a veces pueden suceder hechos que hacen que la disformidad vomíte infinidad de demonios que aterrarán y aniquilarán a sus habitantes. Este ataque, conocido como asalto demoniaco, provoca una profunda alteración de la realidad, y convierte lo que era un hogar para unos en una peligrosa trampa.

Pese a que corren el riesgo de dispersarse, los demonios pueden ayudarse de los Iconos del Caos para evitarlo, lo que hace que tengan pocas posibilidades de caer en mitad de unas ruinas, algo peligroso para este tipo de unidades (es decir, las que poseen Despliegue Rápido). Esto, sumado a su potencia de fuego a corto alcance, hace que sean mucho más peligrosos en este tipo de campos de batalla, ya que la cantidad de escenografía es mayor.

En referencia a las Criaturas Monstruosas, hemos comprobado que hay bastantes en este ejército. Pueden ayudarse de los edificios para moverse a cubierto, sin llamar demasiado la atención del rival, y llegar a cumplir sus objetivos.

Y por último, en este apartado, podemos seleccionar cuatro elementos que favorecen bastante a los Demonios del Caos:
  • Horror Mental: una serie de visiones que afectan a todo aquello que no es un Demonio, aterrorizándolo, y por tanto, favoreciendo y aumentando la presencia demoniaca. Tras colocar los marcadores (entre 3 y 6), los cuales, al pasar una unidad enemiga, pueden activarse con un 4+, y como consecuencia, la unidad enemiga tiene que realizar un chequeo de moral, eso sí, excepto las que lo superan automáticamente.

  • Infestación Putrefacta: Un Terreno Difícil y Peligroso para todas las unidades, excepto aquellas que son Demonios de Nurgle.


  • Templo Profanado: Permite a los demonios repetir, si se encuentra cerca, las tiradas de Salvación Invulnerable fallidas.

  • Portal Demoniaco: tras un sacrificio en masa, por ejemplo, se abre una puerta con la disformidad, a través de la cual los Dioses Oscuros envían a sus legiones de demonios. Este elemento permite evitar que se dispersen, pudiendo desplegar hasta una distancia de 6 pulgadas (unos 15 cm).

    Bueno, pues estos son los puntos más fuertes de los Demonios en este tipo de batallas, aunque esto viene un tanto más ampliado en el libro y en la web de GW.

* * *

A continuación toca el turno de la expansión "Planetstrike":

Los demonios se caracterizan por ser silenciosos cuando acechan en un planeta, y a la hora de tomarlo, necesitan ayuda, llegando incluso a tener que arrastrar al planeta a la disformidad, con todos sus habitantes, para su desgracia.
Los Demonios, pues, destacan en "Planetstrike" por:

Gracias a que todas las unidades poseen el Despliegue rápido, esto les beneficia a todos, ya que con esta expansión también pueden asaltar en el turno en el que llegan, lo que hace que las tropas más poderosas en el combate cuerpo a cuerpo sean unidades a tener en cuenta.
A su vez, poseen una Salvación Invulnerable, algo que les hace ser unas unidades tremendamente resistentes a las mejores armas que existen en el juego, como Cañones Láser, Rifles de Fusión, o Bombardeos Orbitales, entre otras.

Como es un ejército lleno de Criaturas Monstruosas, a éstas no les resulta complicado destruir un bastión enemigo. Además, como se puede con hasta tres unidades de CG, pues ellas solitas pueden acabar con los bastiones del rival (recordad que en el turno primero: Despliegue rápido / Asalto).

Y si hacemos referencia a las distintas estrategias:
  • Como DEFENSOR:

    • Bastión Poseído: Nunca se puede ocupar, ni siquiera por los Demonios del Caos, ya que se considera un ente demoniaco, con vida propia, y capaz de disparar con HP3.

    • Terremoto Disforme: El terreno cobra vida, y es controlado por los demonios. Aquella unidad atacante que se mueva por cualquier parte del terreno lo considerará Terreno Difícil, y aquellas que deban emplear el Despliegue Rápido, al caer, lo considerarán también Terreno Peligroso.
  • Como ATACANTE:

    • Asalto Monstruoso: Cualquier Criatura Monsturosa del ejército de los Demonios del Caos podrá tirar un 3D6 en vez de un 2D6 a la hora de penetrar en el blindaje.

Bueno, y finalizo esta entrada con esta fantástica ilustración:



____________________________________________________________________

Algunos habréis observado que el foro Mente Enjambre está "desaparecido". Hemos tenido un problema con Mi@, concretamente con un Script del robot, y gelatinademejillones como yo lo estamos intentando solucionar. Sentimos las molestias.

SOLUCIONADO
____________________________________________________________________

Epsilon.

[Fuente: Games Workshop]

No hay comentarios:

Publicar un comentario