viernes, 14 de septiembre de 2012

TUTORIAL MODELISMO - Alas Membranosas Tiránidas

¡¡Por fin!!

El fin de semana ha llegado, y podemos retomar un poco más el hobby, al menos hasta que nos adentremos en el curso un poco más.

Hoy me gustaría dedicar, lo que queda de mes, a varias cosas:
  • Tácticas (He recibido ya alguna táctica de la entrada de ayer. El lunes espero mostrar al ganador, ¡¡así que estás a tiempo de elaborar tu estrategia y vencer la partida!!)
  • Tutoriales (Tengo pendientes de subir dos o tres tutoriales. ¡¡Dediquemos pues un ratito al hobby!!)
  • Concurso de Pintura. Se acerca ya el final. Hoy es el último día antes de presentar los ejércitos participantes. ¿Quién será el vencedor? Recuerda que para votar tienes que comunicarme por privado las votaciones. Ya publicaré más información al respecto ;)
  • Renovar Guías, pues faltan unidades, y tras haberlas estudiado y conocido, toca explicarlos de una forma amena su funcionamiento. =)


Pero hoy quiero dedicar el día a un tutorial que colgaron hace ya un tiempo. Nos centraremos en nuestros amigos los Tiránidos, cuyas posibilidades son enormes para personalizar. Si no te gusta el Tirano Alado de GW, aquí tienes una alternativa, que aunque lleva algo de tiempo, merece MUCHO, PERO QUE MUCHO, la pena.

Eso sí, doy los agradecimientos a nuestro compañero del Foro Zephiroto. Podéis ver el tutorial también aquí. Y sin más rodeos, os dejo con el tutorial =)

===========================================

Bueno chicos, lo prometido es deuda, sé que hace algún tiempo y a raíz de la conversión de mi Tirano de Enjambre alguien me pidió que hiciese un tuto para hacer alas membranosas. Por falta de tiempo he tardado más en colgarlo de lo que me hubiese gustado, pero aquí está por fin.

Antes de nada aclararé un par de cosillas. He centrado el tutorial sobretodo en la elaboración de las membranas que suele ser lo que más dolores de cabeza da cuando tratamos de hacer unas alas. La elaboración del brazo en sí está contada un poco más por encima, ya que esa parte la podemos hacer cada uno a nuestro gusto según el acabado que queramos y la miniatura para la que estén destinadas las alas. Vamos que no necesariamente las haremos para un tiránido.

Por otro lado creo que es muy necesario decir que para este trabajo no se necesita demasiada maña con la masilla, sino más bien paciencia y algo de ingenio para superar los obstáculos que nos puedan surgir. De hecho os diré que fue con el tercer intento con el que me quedé satisfecho con el resultado, no todo se consigue siempre a la primera. ^^

Dicho esto, vamos al lío:

DISEÑO

Como con cualquier otro trabajo “serio” que queramos realizar necesitaremos una idea previa, una imagen de lo que tenemos en mente para podernos guiar durante el proceso. Para ello tendremos que hacer el esfuerzo de coger lápiz y papel y empezar a dibujar. No es necesario que lo que plasmemos en el papel sea una obra de arte, tan solo que mantenga la proporción interna que deseemos. ¿Qué quiero decir con esto? Muy sencillo, el diseño que hagamos será únicamente de la parte que queremos modelar, y con las proporciones entre las partes que queramos mantener, sin perspectivas ni nada, ya que el siguiente paso será reescalarlo al tamaño de nuestra miniatura a base de fotocopias por ejemplo (para ello tendremos que hacer los cambios de tamaño necesarios hasta quedarnos contentos; no escatiméis tiempo en este punto, ya que de ello depende que luego la miniatura mantenga o no una armonía con sus nuevas extremidades). He aquí el diseño que hice para estas alas, es la fotocopia del original que usaré para el proceso:



MATERIALES

  • Los materiales que he empleado en mi caso son:
  • Alambre (aproximadamente de 0,70mm).
  • Plasticard (grosor 0,25mm).
  • Pegamento de cianocrilato: a ser posible que sea de calidad, ya que de ello depende que el armazón inicial sea suficientemente resistente.
  • MAGIC-SCULP (en adelante M-S): MUY recomendable, ya que por su plasticidad y su comportamiento mezclada con agua nos permitirá trabajar de forma rápida. Su acabado es duro y bastante resistente, eso sí, también resulta bastante frágil durante las primera etapa de las alas, así que mucho cuidado (os lo recordaré más adelante).
  • A+B: prescindible si contamos con la primera (yo la usé porque se me acabó la primera). Será necesario hacer uso del alcohol para humedecer las herramientas si queremos un resultado aceptable. Si nos pasamos con el alcohol, conseguiremos una masa pastosa y pegajosa que nos impedirá trabajar. Su acabado es más duro y terroso que el M-S.
  • Masilla verde.
  • Todas aquellas piezas que queramos incorporar de nuestra caja de restos.


HERRAMIENTAS

De arriba abajo en la imagen:

  1. Lancetas de modelismo (en este caso la de GW y una tipo cureta).
  2. Esto es un apaño que hice con un pincel viejo, del cual solo vale la punta del extremo izquierdo. Viene a ser una “lanceta” con un extremo cónico redondeado. Al estar hecho con masilla verde podemos usarlo como un pincel de goma duro.
  3. Pincel de goma de punta cónica: gris, o negro si es posible.
  4. Taladro manual. Lo que tiene al lado son dos alfileres, uno de ellos con una punta de masilla un poco más afilada que en el utensilio anterior.
  5. Palillo o distintas herramientas punzantes que se nos ocurran.
  6. Cúter: que esté BIEN afilado.
  7. Tenacillas.
  8. Pequeño alicate.
  9. Blu Tack.
  10. Lámina transparente de acetato.
  11. Pincel grueso plano.
  12. Lija fina con base de tela (120granos/cm2)



CREACIÓN DEL ARMAZÓN

Antes de nada un consejo muy importante: TRABAJAD LAS DOS ALAS A LA VEZ, trabajando zonas iguales al mismo tiempo para conseguir acabados similares para conservar la simetría entre ellas. De otro modo se generarían fallos distintos en puntos distintos, alterando la armonía entre ellas:

1. Basándonos en la longitud de los nervios de nuestro diseño vamos cortando el alambre. Colocando los distintos trozos sobre el dibujo reescalado y doblándolo hasta que coincida lo mejor posible. Es conveniente que antes de esto marquemos en el dibujo los puntos donde se encuentran las articulaciones del ala, para tomar estos puntos de referencia al doblar el alambre:


2. Colocamos un acetato transparente sobre el dibujo para protegerlo y sobre este fijamos los alambres en su posición correspondiente con trozos de Blu Tack. También pondremos un trozo de plasticard debajo de la unión de todos los alambres que nos permitirá separar del conjunto del acetato una vez hayamos pegado todos los alambres:


3. Pegamos todos los alambres con cianocrilato, echándolo generosamente sobre la unión (no solo necesitamos que lo pegue, sino que lo cubra con una buena película) y esperamos media hora hasta que haya endurecido por completo.

4. Una vez endurecido el pegamento, retiramos el conjunto del acetato y separamos el trozo de plasticard cuidadosamente con el cúter:



Hecho esto vamos con la base de las membranas:

1. En una lámina de plasticad dibujaremos separadas unos 2cm todas las membranas que componen el ala, para ello superpondremos el armazón sobre la lámina (en este punto el dibujo ya no nos vale debido a que inevitablemente habremos alterado ligeramente la apertura entre nervios). Después alargaremos su dibujo como si las membranas se hubiesen extendido, para que al recortarlas podamos curvarlas sin alterar la apertura entre nervios que las contendrá. Cuanto más grande sea una membrana con respecto a las demás, más habrá que abrirla para que la curvatura sea más o menos constante en todas ellas. Un método muy sencillo para extender las membranas es marcar el centro de la membrana primitiva y unirlo mediante una curva constante con los extremos de dos líneas que parten perpendiculares de los las esquinas que marcan su borde. En las fotografías las líneas azules delimitan las membranas que resultan de repasar el armazón, las líneas negras delimitan las membranas “extendidas”:



2. Una vez recortadas las membranas, volvemos a fijar el armazón al acetato sobre el dibujo, esta vez solo en los extremos de los alambres, ya que ahora es cuando toca pegar las membranas. Hecho esto curvaremos las membranas dándoles una forma cónica:



3. Ahora colocaremos las membranas ya curvadas en su lugar correspondiente entre el armazón. Al igual que hicimos antes “bañaremos” la unión con pegamento y esperaremos lo necesario hasta que haya secado y endurecido por completo. No os preocupéis porque las membranas no encajen perfectamente sobre el alambre, esos huecos que queden los haremos desaparecer más adelante con masilla.

4. Una vez seco y endurecido separaremos todo el conjunto del acetato y repasaremos con pegamento los puntos que se hayan despegado al separar el ala.

5. Cuando ya tengamos todas las uniones repasadas y tengamos un armazón consistente, doblaremos ligeramente el nervio más grande hacia abajo (según la posición que tendría una vez colocada el ala en nuestra miniatura) a fin de darle naturalidad y sensación de peso:




6. Llegados a este punto nuestras alas se habrán despegado en algún punto y seguramente tendrán huecos y fallos de coincidencia entre el alambre y el plasticard. Es momento entonces de tapar estos huecos con M-S., reforzando de este modo la base y dándole la consistencia necesaria para trabajarla en adelante. Daremos la masilla con mucho cuidado pero sin miedo:



7. Cuando haya endurecido por completo la masilla la lijaremos suavemente para eliminar rebabas o impurezas que más adelante estropearían el ala:



MEMBRANAS

La elaboración de las membranas la haremos en dos fases: superior e inferior. Si queremos que la membrana acabada sea lo más fina posible es importantísimo seguir el orden. Dentro de cada una de estas fases el primer triángulo que cubriremos siempre será el central:

1. Empezaremos colocando churretes de M-S partiendo de los vértices de cada triángulo, comprimiéndolos bien con los dedos bien mojados en agua (no os corteis, usad mucha mucha agua y veréis lo fácil que os resulta aplastar y fundir los churros unos con otros) hasta que el triángulo quede completamente cubierto por una fina película de masilla (debería dejar pasar bien la luz de una lámpara, por si os sirve de orientación):


2. Tras el paso anterior esperaremos unos 10-15 minutos para que el exterior de la película se seque hasta tener un aspecto mate, tras lo cual usaremos el pincel de goma dura (mi lanceta casera en este caso), posteriormente un pincel para arrastrar impurezas y el pincel de goma gris, usándolos de forma sucesiva para trazar suaves surcos en la dirección que deseemos (yo elegí hacer surcos radiales desde el vértice, pero perfectamente podéis hacerlo perpendicularmente a esta dirección). Aparte de eso podéis darle un poco más de textura si lo deseáis, en este caso lo que hice fue marcar pequeños puntitos con el utensilio de forma cónica para el taladro manual y también suaves surcos más definidos con la lanceta normal. La gracia de marcar esta textura es que se disimulen los pequeños errores de planeidad que puedan tener las membranas. Las imágenes que vienen a continuación para mostrar este proceso están tomadas de la parte inferior del ala, aunque la secuencia es exactamente la misma para la parte superior:









3. Una vez seco y endurecido POR COMPLETO la parte superior del ala (mejor esperarse 24 horas que cagarla a lo grande), iremos retirando con sumo cuidado la lámina de plasticard que tenemos adherida por la parte inferior de la membrana que acabamos de trabajar. Observaréis que no es difícil desprenderla ya que la adherencia del M-S sobre una superficie apenas porosa es prácticamente nula. Para desprender la lámina nos ayudaremos de la lanceta normal para hacer palanca y de las tenacillas para cortar los trozos que vayamos separando. A parte de esto también retiraremos los nervios medios del ala. ¡MUCHO OJO con no tocar el alambre de la extremidad y el nervio mayor!



Este punto es opcional, aunque muy aconsejable si lo que queremos son unas alas finas, ligeras y resistentes. Aparte de eso, decir que es un momento muy delicado y algo peligroso, en el que si no tenemos cuidado podemos echar todo el trabajo a la basura, pero que si sale bien, desde luego habrá merecido la pena.

Hay que estar muy atentos a las roturas que se puedan producir durante la separación. En cuanto aparece una deberemos cerrarla con pegamento para evitar que siga abriéndose. No es aconsejable pasar de estas fisuras para pegarlas al final. Eso sí, cuanto más cuidadosos seamos, menos fisuras se producirán. Tened en cuenta que haciendo esto debilitaremos el ala hasta que la volvamos a reforzar más adelante.

4. Ahora eliminaremos con las tenacillas las pequeñas rebabas que hayan quedado tras separar los nervios de alambre del armazón. Y como en el paso anterior, reforzaremos las pequeñas fisuras que se puedan producir con pegamento. En este punto tendremos algo como esto:


No os preocupéis por los pequeños huevos que pueda haber, ya que en los pasos siguientes los taparemos, dando de nuevo solidez y rigidez a todo el conjunto. Lo importante es que en este momento el ala se mantenga de una pieza.

5. Al igual que hicimos antes para comenzar a hacer la membrana por la parte superior, tenemo que reforzar la estructura, tapando huecos y reforzando los nervios mediante finos churros, usando agua en abundancia para poderlos aplastar para fundir la curvatura de los nervios con las membranas:




6. A partir de ahora nos toca volver al paso 1 para texturizar las membranas por la parte inferior como hicimos anteriormente con la parte superior:



NERVIOS (1ª parte)

Cuando ya tengamos las membranas terminadas por los dos lados, observaremos que ahora las alas vuelven a ser resistentes, incluso más que cuando tenían los alambres del armazón. Ha llegado el momento de ponernos con los nervios (que no de los nervios, xD, calma). Y al igual que con las membranas, empezaremos con la cara superior de los nervios. Hasta nuevo aviso nos olvidaremos de la unión de la membrana con la extremidad (que realmente no es un nervio, pero por si acaso yo lo aviso):

1. Empezaremos colocando un churro en los canales entre dos membranas y aplastándolo todo lo que podamos, arrastrando la parte sobrante hasta reducirlo a la mínima expresión.

2. Es importante ahora marcar MUY SUAVEMENTE con el pincel de goma el eje curvo de cada nervio, de modo que nos sirva más delante de referencia para no pasarnos de la raya con los relieves.

3. Marcaremos el relieve propio de la tracción que sufren las membranas en los nervios. Para ello pasaremos repetidamente el pincel de goma y el pincel para eliminar impurezas hasta que nos quedemos satisfechos.

4. Cuando tengamos todas las arrugas marcadas clavaremos levemente la punta del pincel de goma al inicio de cada pliegue, teniendo mucho cuidado para que las dos líneas de puntos que resulten de ello se mantengan a una distancia constante. En la primera imagen muestro un nervio al inicio de su elaboración y otro ya terminado, donde podréis ver la separación constante de la que hablo:




5. Para la cara inferior de los nervios el proceso es prácticamente idéntico:




Yo personalmente soy partidario de mostrar desorden en las arrugas, lo veo más natural. Vosotros si lo preferís podéis hacer los surcos más equidistantes, con mayor perfección, aunque os aviso que no es sencillo.

El proceso a seguir es el mismo para todos los nervios, a diferencia del nervio extremo que no hace valle con ninguna otra membrana, en este caso tendréis que colocar dos churros muy finos a ambos lados y seguir el mismo proceso que el descrito para texturizarlo.
Con esto pasaremos a hacer la extremidad, lo que no significa que hayamos acabado con los nervios, simplemente lo posponemos.


EXTREMIDAD

En este punto llega el momento en que cada uno hará uso de su caja de restos o de su habilidad y paciencia con la masilla para completar la extremidad. De pasada os diré como hice yo esta parte. Ahora es más importante que nunca trabajar con las dos alas a la vez, yo no lo hice, y a causa de ello me llevó más trabajo de lo normal para hacer ambas extremidades simétricas:

1. Envolvemos con un churro de masilla (en esta ocasión usé A+B, ya que el M-S se me acabó, aunque si seguís teniendo M-S, seguid con ella) y cortamos la parte sobrante hasta que quede con la forma básica del brazo tiránido que deseamos obtener.




2. Una vez endurecido el churro lijamos y recortamos trozos con el cúter hasta conseguir una forma más depurada del brazo. Los fallos que tengamos los cubriremos con masilla verde cuando se seque.



3. Para hacer las branquias seguiremos tres sencillos pasos:
• Haremos un surco en la masilla dura con el cúter, con una dimensión algo mayor que la de la branquia que pretendemos hacer.

• Rellenaremos el surco con masilla verde y haremos los cortes característicos cuidadosamente con el cúter.



• Una vez endurecida la masilla verde del interior del hueco rodearemos la branquia con un fino churro a cada lado de esta, fusionándolos con el brazo con el pincel de goma mojado en alcohol (sí sí, alcohol, probad y veréis que maravilla).


Estos son los pasos generales que seguí para el antebrazo. Para el brazo seguí los mismos pasos, solo que en este caso tenéis que lijar el extremo para hacer el muñón que encaje con el orificio de la miniatura. De todas formas puede que os resulte más sencillo utilizar algún brazo de la caja de restos que ya lo trae preparado. De la “mano” os dejo algunas imágenes para que os sirvan de referencia.




NERVIOS (2ª parte)

Cuando ya tengamos la extremidad hecha, procederemos a terminar de hacer los nervios. Los terminaremos ahora porque de este modo podremos fusionarlos con la mano que habremos colocado previamente:

1. Con un rotulador permanente marcaremos en ambas alas los puntos de articulación de los nervios.

2. Colocaremos bolitas y las recortaremos y redondearemos hasta que nos quede algo parecido a un nudillo.




3. Secas las bolitas haremos churros muy finos para colocarlos encima de la línea que en su momento hicimos para tomar de referencia al hacer los nervios. Fundiremos con las arrugas los laterales de la masilla verde con ayuda del pincel de goma mojándolo en alcohol.

4. A continuación, cuando la masilla se haya secado, pegaremos en los extremos algunas garras afiladas (o pinchos en su defecto) que tengamos por la caja de restos. La unión la taparemos con masilla verde.



RETOQUES FINALES

Ahora ya solo nos queda darle pequeños detalles a nuestras alas:

1. En primer lugar haremos las estrías de tracción de las membranas en la línea que une estas con el antebrazo. Para ello seguiremos los mismos pasos que para la primera fase de los nervios. Aparte de esto haremos lo mismo en los vértices de las membranas, donde se unen los dedos con la “mano”.

2. Opcionalmente podremos rasgar los bordes de las membranas usando un cúter. Ojo en este punto, a pesar de su resistencia las membranas son también bastante frágiles, por lo que recomiendo usar una pequeña segueta en vez de apoyar el ala sobre una superficie y cortar con el cúter (puede ser la ruina). Lo que no he probado a hacer on agujeros en las membranas, allá cada cual. ^^

Bueno pues esto es todo. He aquí las alitas terminadas:



===========================================


Bueno, pues esto es todo =)

Espero que lo hayáis disfrutado. De nuevo agradecemos el tutorial que compartió con nosotros el usuario Zephiroto, de Mente Enjambre.

No os olvidéis de visitar la entrada de ayer, ¡¡y participad!! Veréis que es divertido =)

Lo dicho, pasad una buena tarde, ¡¡y muchos seises!!

Epsilon.




1 comentario:

  1. me descubro ante ti, un gran trabajo ojala yo tuviera la mitad de gracia para hacer cosas asi
    felicidades tio un trabajo increible

    ResponderEliminar